6 errores habituales del corredor principiante

Si das tus primeros pasos como corredor tu premisa tiene que ser la paciencia, al comenzar tienes que ir aumentando tu tiempo de entreno progresivamente y después incrementarás tu velocidad. No tiene sentido tener que finalizar en pocos minutos tu entreno por ir demasiado rápido, por lo que es importante primero incrementar el tiempo y luego la velocidad.

Si practicas otro deporte también se debe empezar con cautela ya que si se hace una carga de entreno repentina, el riesgo de lesión es muy elevado. Esto es debido a que el sistema cardiovascular ya está adaptado al esfuerzo pero no los músculos y articulaciones que reciben miles de impactos en cada entrenamiento de carrera.

Tras esta básica introducción, comentaremos los errores habituales:

  • No hidratarse: Durante la carrera es muy importante la hidratación, especialmente si entrenas con temperaturas elevadas, lo ideal es beber cada diez minutos en pequeños sorbos para evitar el flato y la sensación de pesadez.
  • No hacer estiramientos: Aunque acabemos cansados de correr los beneficios de los estiramientos son elevados y merece la pena dedicar diez minutos a estirar los músculos trabajados en la carrera.Debemos de hacer estiramientos estáticos durante 30 segundos y sintiendo tirantez no dolor.
  • Hacer series sin estar preparado: Estas sólo tienen sentido cuando hay una buena base de entrenamiento ya que la son muy exigentes física y psicológicamente y pueden conducir a la lesión o al sobreentrenamiento.
  • Usar zapatillas inadecuadas: Como es lógico y fundamental que sean especificas para la practica del running (no de tenis, pádel etc) También que no sean excesivamente ligeras o que no tengan amortiguación especialmente si somos corpulentos.
  • No ser realista con las metas: No es raro ver personas que se marcan como objetivo correr un maratón con sus compañeros de trabajo sin haber corrido un solo km en su vida, lo realista sería correr una competición de cinco o diez km y poco a poco coger experiencia como corredor para afrontar metas más altas.
  • Correr enfermo o con dolor: No se debe hacer nunca, si estás enfermo retrasarás tu recuperación y si corres con dolor solo conseguirás acabar con una lesión.
2017-05-22T15:02:33+00:00