¿Conoces los beneficios del yoga?

Hoy os contamos en qué consiste y cuáles son los principales beneficios del yoga.

El yoga es una disciplina que surgió en la India y consiste en la unión entre cuerpo, mente y alma. Cuando se practica yoga se utilizan diferentes posturas o asanas con la respiración. Practicar yoga no es simplemente hacer las posturas correctas de manera perfecta, sino que consiste en ir poco a poco haciendo que nuestro cuerpo se adapte en esas posturas y permitiendo un correcto riego sanguíneo. Todo ello acompañado de la correcta respiración permitirá que entremos en fase de relajación.

Hoy día son muchas las personas que, tras conocer la práctica del yoga, se han decidido a probarlo ya que fortalece el cuerpo y la mente, algo totalmente necesario para combatir sus largos días de estrés y obligaciones. El yoga ayuda a desconectar, aunque cualquier ejercicio físico o la práctica de cualquier deporte puede ayudarnos a combatir la rutina y romper con el estrés diario, el yoga va un paso más allá.

Cuando se práctica yoga se consigue la capacidad de respirar de forma adecuada, eso ayuda mucho en las situaciones cotidianas de estrés en las que nos podemos encontrar. Además, al trabajar con fases posturales se consigue tener el cuerpo totalmente relajado y liberado de cargas.

Son muchos los beneficios que nos puede aportar la práctica del yoga, por ejemplo, a nivel físico nos aporta una mayor flexibilidad y fuerza debido a que se está trabajando constantemente con la tonificación de los músculos. La resistencia muscular es algo que también se va consiguiendo a medida que avanza su práctica ya que se debe aguantar en la misma postura. Como hemos comentado anteriormente, nos ayuda a tener una postura corporal correcta y esto evita futuros dolores musculares o tensiones. Además, optimiza el flujo sanguíneo.

Por otra parte, los beneficios mentales también son bastante notables, debido al nivel de concentración que exige el yoga nos ayuda a entrenar nuestra memoria. Cuando nos encontramos en una fase de relajación podemos meditar y llegar a una estabilidad emocional propia, ya que podemos conocernos mejor y analizarnos.

Mejora nuestra autoestima, además fase a fase podemos ir viendo los progresos que vamos consiguiendo y eso hará que nos sintamos mucho mejor y más fuertes mentalmente.

Los beneficios espirituales también son importantes, la práctica del yoga genera conocimiento en primera instancia de otras culturas y de aspectos que antes podrían parecernos insignificantes pero que ahora podemos valorar mucho más. Nos ayuda a descansar mejor porque nuestra mente está relajada.

Y por último armonía, paz y tranquilidad. Una vez que hemos conseguido conectar cuerpo, mente y alma, llegamos a un estado de armonía y nos sentimos en sintonía con nuestro “yo” y con el exterior. Nos aporta la tranquilidad necesaria para afrontar nuestro día a día o enfrentarnos a cualquier dificultad o problema que pueda surgir.

2017-05-22T15:02:30+00:00